El día que tuve que escribir para que me evalúen en un taller.

 

Si quieren evaluarme ustedes también… no hay problema…

 

Viajando por la mañana comencé a dar un paso, y luego otro, y otro y otro más. Aislándome de la rutina sentí que no deseaba acostumbrar mi mirada a lo cotidiano. Sonaban en mi cabeza pianos, guitarras, un saxo y una voz.

Me dejé llevar por improvisadas ganas, y llegué a una esquina y no pude evitar detenerme. La casualidad de cambiar el camino a casa por un día, tan solo por esa mañana, me hizo llegar hasta ese sitio.

Encontré miradas pícaras, sonrisas cálidas, estaban a una distancia tan corta como el ancho de la avenida que nos separaba, entre donde estaba yo, y donde estaban ellos.

Nunca lo supe, pero supuse intentando deducir que se trataba de dos hermanos. Imaginé convencida que uno tenía cuatro años y el otro poco más de uno. El más grande lo alzaba para sentarlo y hamacarlo, y luego lo sentó en su falda y se hamacaron juntos, TODO, entre sonrisas, abrazos y besos… se notaba que lo quería tanto…

Pensé en tres opciones, quise cruzarme hacia el otro lado de la calle, pero para qué? no quería interrumpir ese momento.. Vacilé con sacar de mi mochila la cámara y tomarles una foto, pero para qué? si la foto no iba a detener el tiempo, en cambio el recuerdo lo va a mantener siempre, porque fue de “esas cosas que nunca se olvidan”.

Finalmente, decidí seguir viaje quedándome con esa postal, gente pasando por su lado sin prestarles atención, un pintoresco kiosco junto a la hamaca, una avenida por la que los autos pasaban apresurados, porque seguramente llegaban tarde a algún lugar, y yo atreviéndome a querer jugar a la bohemia.

Es difícil poder transmitir eso con letras y palabras, comas y puntos

La verdad es que me pregunté mucho, me pregunté por qué no nos preguntamos…por qué andamos tan apurados siempre? o por qué lo secundario termina siendo primario, y lo primario.. ni siquiera lo otro.

Por qué en el camino a ser adulto se va perdiendo esa pureza que se tiene siendo niño? si al final, nuestra esencia sigue siendo la misma… somos una misma persona dentro de un proceso natural, pero el proceso exige que nos volvamos más acartonados? que ser adulto solo sea tener responsabilidades y ganar dinero porque hay que mantener a una familia!?

Y si al final, en lugar de buscar papeles, papeles y más papeles para tener un excelente curriculum, nos preocuparnos un poquito más, tan solo un poquito más en aprender de los que no piensan como “grande”?.

No es reflexión, ni es poesía; Es muy parecido a una pintura basada en la abstracción, simplemente porque es una nota, al igual que una pintura realizada, de esas que muchos se preguntan: “y qué habrá querido hacer o decir con ésto?”.

Entonces… el pintor deja en un lienzo muchas pinceladas…. movido por un motivo, pero más allá de ese motivo, al cuadro, lo termina cada uno de quienes lo ven.

Advertisements

4 Comments to “El día que tuve que escribir para que me evalúen en un taller.”

  1. Lo que cuentas me recuerda a una pequeña anécdota que me sucedió en un autobús. Estaba yo sentado cuando a mi lado se sentó una niña de unos 6 años con una cajita con muñequitos o algo así y empezamos a hablar y me contó que esa cajita se la había regalado su madre y yo le pregunté si le había dado las gracias, me enseñó lo que tenía en la cajita mientras sonreía traviesamente mostrando una dentadura traviesa también de la que habían escapado varios dientes… no recuerdo más ahora mismo, pero fue bonito.

    En cuanto a tu escrito… creo que te afanas demasiado por mostrar las ideas, pero no en expresarlas. Lo que quiero decir es que me parece que deberías darle más poética, más belleza al texto. La idea es buena, en fin, ya te comentaré concretando más que me ha gustado y que no me ha gustado.

    Saludos!

  2. GRACIAS!!!
    Realmente me enriquece tu comentario.
    Me gustaría seguir recibiendolos

  3. Más en concreto “Nunca lo supe, pero supuse intentando deducir que se trataba de dos hermanos”

    por qué no escribir lo siguiente?

    No tenía certeza de ello, pero pensé al verles que se trataba de dos hermanos

    (por ejemplo)

    “Pensé en tres opciones”

    eso lo quitaría, no estás dictando apuntes, que la gente no sepa que había “tres opciones” que las descubran ellos mismos a no ser que te interese por alguna razón especial que sepan que hay tres opciones.

    “por qué lo secundario termina siendo primario, y lo primario.. ni siquiera lo otro.”

    yo usaría otras palabras, hablar de secundario y primario es demasiado técnico creo yo, quizás sonase mejor poner algo así como “por qué acabamos dando más importancia a lo menos importante y lo más importante parece carecer de interés para nosotros?” por ejemplo.

    En fin, no soy ningún experto, si crees que he sido duro dímelo no suelo hacer críticas de textos.

  4. Hey! no, para nada, me gustó el comentario y la sugerencia. Realmente me gusta mucho poder tener opiniones sobre todo si se trata de cosas que escribo.
    Siempre es agradable que visites mi blog, la verdad es que debo hacer lo propio con vos, pero con un poco de vergüenza debo confesarte que estoy estudiando para muchos exámenes y es por eso que hasta tengo descuidado el mio! ajajja. Muchas gracias por tu visita nuevamente =)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: