NOTICIAS DESTACADAS

Lo dibujitos que hacemos distraídos revelan nuestro carácter

En la columna semanal que publica en Argentina El Cronista Comercial, la experta británica en las últimas tendencias en gestión corporativa, Lucy Kellaway, indaga sobre las extrañas relaciones que existen entre los garabatos que se dibujan sin prestar atención y las motivaciones de quien los hace.

El artículo se titula “Lo que los garabatos dicen sobre los oficinistas” y la autora cita un ensayo inglés en el que se reivindica que “el enfoque de los franceses hacia el trabajo es infantil y nuestro gusto por las fantasías con veleidades artísticas”, así como los garabatos que se dibujan en un bloc de notas o en los márgenes de una página no son un “acto de rebeldía”.

La autora del ya célebre trabajo sobre Management, ¿Quién se ha llevado mi blackberry?, sugiere que “es equivocado considerar que los dibujos son algo que se hace cuando se está aburrido. En realidad, es algo que hacemos cuando nos vemos atrapados y obligados a escuchar a otra persona”.

En su columna semanal del periódico británico The Financial Times, Kellaway señala también que para una experta en garabatos, éstos “no representan en absoluto un dibujo: son una mezcla entre un movimiento nervioso y una fantasía, y pueden decirnos algo sobre nosotros”.

“Los de Bill Gates analizados, por ejemplo, eran una serie de cajas inconexas, señal de un proceso mental más desordenado e imprevisto”, le contó la experta a la escritora y psicóloga. Al parecer, al fundador de Microsoft no le fue tan mal con esa estructura psíquica.

Finalmente, la autora consultó a la especialista sobre los cubos en 3D que ella misma dibujaba mientras realizaba otra actividad: “Indicaba que soy una persona reservada, que lucha por ser más transparente, pero que intenta no serlo, lo que resulta un poco confuso. Con respecto a mi marido, sus flechas señalan falta de convicción e indecisión, que es justo lo que yo temía”.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Spray que “cura” la timidez

Hormona dirigida a la región del cerebro que nos hace confiar en los extraños podría curar el autismo y la fobia social.

Una hormona, en forma de spray nasal, podría aumentar la confianza que ponemos en los extraños.

Y ésta podría servir como tratamiento para trastornos como la fobia social y el autismo, afirman científicos de la Universidad de Zurich, en Suiza.

Los investigadores lograron identificar los centros del cerebro que se activan cuando la persona ve traicionada su confianza.

Y lograron suprimir esta actividad administrando al cerebro oxitocina (OT), un compuesto que ha sido llamado “hormona del amor”.

Según los científicos -que publican su estudio en la revista especializada Neuron- el hallazgo no sólo ofrece valiosa información sobre los procesos neurológicos involucrados en la confianza.

Los resultados también podrían ayudar a entender y tratar trastornos sociales como las fobias y el autismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: