El conflicto agropecuario llega a Reino Unido

Importadores británicos de carne pampeana se quejan por la irregularidad del abastecimiento. En consecuencia, el país sudamericano ha dejado de ser un proveedor “confiable”, lo que favorece a los exportadores de Australia, Nueva Zelanda y Uruguay.

El paro del campo argentino se está haciendo sentir no sólo en Argentina sino en los países a los que el país sudamericano provee de materias primas. Esta vez, los minoristas británicos que ofrecen carne argentina se quejan por el desabastecimiento y la suba de precios, por lo que se encuentran en la búsqueda de proveedores “más confiables”, como Australia.

El conflicto entre el campo y el Gobierno argentino, entonces, no parece limitarse a las fronteras del país, sino que las traspasan. En Reino Unido, importadores de carne pampeana, fundamentalmente empresas de catering y parrillas inglesas, se vieron afectados tras los 90 días de protesta ininterrumpida del agro argentino. En efecto, la carne pampeana (considerada un bien de lujo por esas regiones), vendida hasta el inicio de la crisis agropecuaria a cerca de 6 libras (40 pesos argentinos) por bandeja de dos bifes de cuadril, desde marzo brilla tanto por su ausencia como por su intermitente reemplazo por cortes uruguayos.

Las principales quejas partieron de la National Beef Association, el organismo que regula el mercado cárnico en Reino Unido. Su titular, Duff Burrell, reveló que Argentina pasó a engrosar la lista de los proveedores “no confiables”.

Burrell dijo que las cargas argentinas llegan a demorar “al menos un tercio más que hace un año”, lo que dificulta seriamente el consumo de carne, ya que Inglaterra importa alrededor del 25% del consumo interno. “No han hecho otra cosa que demostrarnos que simplemente no podemos confiar en Argentina como proveedor, viéndonos obligados a importar más de otros mercados como Australia y Nueva Zelanda. Esperamos mucho tiempo, pero hay un límite para la paciencia”, aseguró Burrell.

“Hemos tenido problemas con el abastecimiento de carne, debido a la merma en el flujo exportador desde Argentina. Y estos inconvenientes aún no se han solucionado del todo, ya que, por ejemplo, el último contenedor lo recibimos hace tres semanas, y no sé si vamos a recibir otro”, indicó el inglés Tim Hickson, uno de los principales importadores de cortes cárnicos de calidad, quien también destacó una “importante suba de precios” como una de las dificultades con las que debió lidiar en los últimos tiempos.

Siguiendo con la línea de reclamos, Zeeb Godik, dueño de la cadena de restaurantes Gaucho (la más importante del país que sirve alimentos y bebidas argentinas) lamentó “profundamente” los “serios” problemas de abastecimiento de carne. “Nuestra empresa es una verdadera embajadora de la Argentina desde hace 31 años, y me preocupa mucho lo que está sucediendo”, señaló el empresario de origen israelí, que además de contar con 10 sucursales del restaurante en las Islas Británicas, posee otras 15 con el mismo nombre en Holanda, donde se inició con el negocio de vender comidas y bebidas argentinas de alta calidad. Según Godik, entre los mayores inconvenientes se encuentra el aumento del precio de la carne, que debe ser enviada por avión tras haber sido retenida en contenedores en Buenos Aires por largos períodos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: