Archive for October, 2008

Friday, October 31, 2008

Sublevar

¿Cuándo se está preparado para decir certezas?. ¿A partir de qué inicio se dictamina si fue efectiva la formación de una persona equis?. ¿En qué momento se juzgan la experiencia, el conocimiento y la cultura?

Se vienen a mi memoria frases tales como: “habla inglés ¡y además francés!; qué culto”.

Saber un idioma extra ¿pasa por accidente, causa, deber?; (véase en circunstancias de familia donde los padres deciden enviar a sus hijos a una escuela bilingüe o un instituto) o quizás pasa por elección, ¿pero elección de qué tipo?, para tener algo en sí que abra puertas en un futuro ambiente laboral, por deseo, por estar ligado al folclore del idioma, por curiosidad, ¿por simple gusto o comunicación?.

Sé que cuando escribo suelo plantear preguntas, preguntas que a veces me resultan odiosas, pero que sencillamente necesito escribir, preguntármelas en la hoja, detenerme en ellas.

Hace la diferencia escribir o hablar una idea, un sentimiento en  francés, inglés, español, italiano, latín o griego?

Propongo que la idea  de, al menos actualmente,  incitar a relacionarse con otros idiomas, adopta como esencia facilitar un camino, pero la cuestión  es “¿dentro de qué campo?”.

Aquí hago un descanso y entrelazo la inquietud con la vocación y es que, de nada sirve aprender a expresarse pintando si el objetivo es la  comunicación con una persona invidente, lo cual no quita que ayude en lo personal a desarrollar otras capacidades.

Sé de casos en los que se siente profundamente arraigado en el alma el deseo y la necesidad de aprender algo específico, casos en los que por un lado se ruega a quien exista o no, la posibilidad de acceder a ese anhelo y mientras saber que alguien cercano lo posee y lo usa desde la obligación, desde la exigencia. Vaya ironía.

Lo viví desde lo más cercano con locución o aprender piano. Por factores limitados la aspiración se vio frustrada a pesar de cuanta pasión exista en mi interior.

Y reformulo: “cuando se tiene el potencial, se está preparado para la devolución de lo aprendido y la creación ¿mientras más se sepa o mientras mejor se utilice lo que se sabe?.

Se puede dar con lo que se tiene, de eso no hay lugar a dudas. Será limitado en algunos casos, en otros será no, en otros hasta será más que suficiente.

Vivimos condicionados por más libres que intentemos ser.

Somos máquinas soñadoras, pujantes o tímidas a la hora de conseguir objetivos, de realizar proyectos, ¡de llegar al fin a esa meta!.

Existen antídotos para salir de los condicionamientos que traen aparejadas las eventualidades irrisorias del mundo globalizado, y en el que estúpidamente se vive de modo “infrahumano”, al borde de la calamidad extrema; hundido en la soberbia de la mayoría de sus habitantes, de la hipocresía e indecisión inútil e imprecisa.

In situ, nuestro destino se enlaza al Universo, allí, donde lo abstracto copa la inmensidad de las ideas y las supera.

Inspirado en: Revista SUR  –  Directora V. Ocampo – Edición Invierno 1931 – “Palabras francesas”.