Como lectora

Respecto a la nota escrita en “Página 12”  por Mariana Carbajal en la sección de Sociedad: La otra “inseguridad”.

No entiendo por qué tantas contradicciones y muchas más ideas sin base firme.

Leo esto que escribiste y me gustaría comentarlo pero ya que no existe esa posibilidad, lo hago por este medio.

La nota comienza así:”Se llamaba Romina Gélvez. Tenía 22 años. Murió ayer en el Hospital Español de Mendoza. Estaba con muerte cerebral desde el domingo. La desesperación frente a un embarazo no deseado la empujó el viernes 6 a recurrir a una curandera del barrio La Gloria, en el departamento de Godoy Cruz, para que le practicara un aborto. El procedimiento no fue seguro: hubo una sonda de por medio. Llegó al Hospital Paroissien, de Maipú, con un cuadro infeccioso crítico. Nunca se recuperó. Romina no tuvo los 3000 o 4000 pesos que se requieren para acceder en la Argentina a un aborto seguro. Clandestino, sí, pero seguro. No fue el único caso fatal en la misma semana. La penalización del aborto está matando a las mujeres pobres. Pero de esa “inseguridad” que impacta exclusivamente en cuerpos femeninos, pobres, silenciosos, los grandes medios de comunicación no se hacen eco. Esas muertes, evitables todas, no importan”.

Del modo en el que lo planteas, no me parece imposible entrar un día y leer una noticia que diga: “Un muchacho trabajador fue asaltado, torturado y asesinado en el camino de su casa al trabajo. Pero como en Argentina es muy caro adquirir un auto, lo mataron por eso. ¿Por qué no bajan el precio así la gente más humilde puede tener su auto y evitar que la maten por ir caminando en zonas peligrosas?”.

Unos párrafos más abajo continúa: “¿Cuándo va a resonar en las pantallas y los micrófonos de las radios el dolor de las madres y los hijos de estas mujeres que ya no están?”. Eso te preguntas? yo me pregunto como se puede hablar del dolor de las madres y los hijos dentro de una noticia en la que se habla de “se murió porque como no deseaba a su hijo lo quiso matar”.

Hablas de la prevención, que pudo haber sido evitado con campañas de difusión, y en eso sí estoy de acuerdo, pero leo el final de la noticia: “¿Cuántas Rominas más tendrán que morir hasta que legisladores y funcionarios que deben pensar en el desarrollo de políticas sanitarias lo comprendan?” pero considero que no serviría solo lo hecho de hacer campañas, esto va más allá y no se cambia de un día para otro, tiene que ver la educación, la idiosincrasia, los valores, que hoy la mayoría le resta importancia. Entiendo perfectamente tu intención de no hacer oídos sordos a otros hechos de los que nadie se preocupa, pero no te olvides la cuota de responsabilidad que le corresponde a ellas, esas chicas, esas mujeres que buscan abortar independientemente de si esté bien o mal, pero es una elección y hay que conocer los riesgos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: