Archive for June, 2012

Friday, June 15, 2012

– En el siglo de los Derechos Humanos –

¿Cuánto vale para usted su vida?, ¿qué precio le pondría a la vida de su hijo?.
No puedo más que sentir indignación al leer la noticia sobre Feng Jianmei, la jóven china que, por ya tener un hijo, fue obligada a abortar a su segundo hijo en el mes número 7 de gestación. ¿Por qué?, porque para el gobierno de ese país, su hijo valía aproximadamente 6.200 dólares; dinero que ella no tenía para pagar la multa que se impone en estos casos por infracción a la política de hijo único.
Otra muestra clarísima que refleja al ser humano, más que jugando a ser Dios, creyéndose el rol. Es sencillamente aberrante que aún sucedan este tipo de situaciones en países que se los considera desarrollados.
Señores, a los que les corresponda, a los que decidieron e intervinieron para que este aborto se lleve a cabo, a ustedes les suplico: No tomen decisiones que involucren a seres humanos, dejen ese trabajo a los seres humanos. Recuérdenlo, la humanidad es cosa de HUMANOS.

ART. 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos >

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

ART. 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos >

Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier
otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.


Tuesday, June 5, 2012

Caer, intuyendo señales

Desesperadamente intuyendo señales. ATENCIÓN: existe una oscura amenaza de individuos en posición de acecho, agazapados para arrojar dardos sobre tu cuello, esperanzados en verte caer más que morir. “Ningún hombre es una isla”, pero cada vez debemos acercarnos más a ello.

– CAER EN LA REALIDAD –

Cuentas con los dedos de una sola mano a quienes están contigo por lealtad y cariño, no te hace falta más. Rompamos las estructuras y reglas sociales, no es sano hacer amigos por compromiso ni bajo un suelo hecho de mentiras y superficialidad.

¿Quién tolera que le digas sus defectos en su cara, que seas crudo y natural?. Piénsatelo dos veces antes de responderte, porque para esto no existen lazos sanguíneos ni de ningún tipo que avalen un resultado satisfactorio y positivo.

No es ni depresión ni paranoia, es la idiota realidad de nuestra sociedad mundial actual. Ego, superficialidad, falsedad, interés, materialismo extremo.

Qué gran pena, que quienes tienen el poder de manejar al mundo, son así, y quienes poseen verdaderos valores están por debajo de cualquier línea. Nos irán haciendo desaparecer y tachando poco a poco a todos, pero cuando terminen con nosotros, deberán seguir por ellos.

Rebecca Windfall